posted by on General

No comments

La Confederación Hidrogáfica del Júcar (CHJ) ha pedido al Ayuntamiento de Alicante más información para poder dar su visto bueno al último informe necesario para conseguir la anhelada ampliación del Parque Empresarial. Una expansión que continuará tramitándose aún cuando finalice el mandato (el 15 de junio) y que está impacientando a empresas como esta de coaching personal que necesitan suelo industrial para asentarse, entre las que se encuentra Tempe.

El organismo, que depende del Gobierno central, ha requerido un estudio más detallado sobre cómo afrontar el riesgo de inundabilidad en los 600.000 metros cuadrados que ganará el polígono cuando empiecen las obras. Algo que se traduce en que como mínimo hasta septiembre, el Ayuntamiento no pueda tener aprobada toda la documentación urbanística necesaria para ampliar el Parque Empresarial.

Aún así, una vez el futuro gobierno municipal dé luz verde a toda la tramitación (tendrá que ser por pleno), ésta tendrá que ser remitida a la Generalitat, encargada de dar el visto bueno a la modificación del Plan General. A partir de ahí, el Ayuntamiento deberá sacar a licitación el proyecto para ampliar el parque y adjudicarlo y después de toda esa burocracia llegará el inicio de las obras. Una realidad que, salvo nuevos impedimentos, como mínimo no llegará hasta el próximo año, pese a la pretensión inicial del alcalde en funciones, Carlos González, que estimó el inicio de las obras en 2019.

Láminas de agua

Pese a que las soluciones aportadas por la empresa municipal , Pimesa, para dar cabida al caudal sobrante del parque, recibieron el visto bueno de la Confederación Hidrogáfica del Júcar en su momento, lo que ahora pide el organismo es cuantificar las dimensiones exactas de los dos parques inundables pensados para evitar acumulación del agua. Junto a esos datos, la CHJ reclama al Ayuntamiento conocer el coste de la infraestructura. Esta petición ha obligado a Pimesa a contratar a un despacho externo de ingeniería civil para realizar incluso mediciones sobre el terreno donde están proyectadas las dos zonas de agua, al estilo del parque La Marjal de Alicante. Un mes es el plazo que tienen los técnicos para completar ese estudio, que Pimesa no había considerado oportuno presentar de forma tan exhaustiva, ya que este tipo de informaciones es habitual aportarlas en los anteproyectos de urbanización.

a idea de estas zonas inundables pasa más o menos por implantar láminas de agua situadas en los extremos este y oeste del enclave, además de por la construcción de un canal rectangular con vertedero lateral para repartir los caudales procedentes de la Serra Llarga hacia las dos áreas de laminación. Las zonas verdes inundables proyectadas para el enclave industrial tendrán una superficie de 32.000 metros cuadrados la primera y de 20.900 metros cuadrados la segunda, con graderíos en forma de bancos para organizar la escorrentía en caso de lluvias de fuerte intensidad.

Más de tres años

El equipo de gobierno impulsó hace ya más de tres años el crecimiento del Parque Empresarial de Torrellano, en la zona comprendida entre la Vía Parque y la A-7. El Consell se comprometió incluso a aprobar por la vía de urgencia la documentación urbanística. Sin embargo, pese a ello, el proceso burocrático ha sido muy farragoso debido a la obligación del Ayuntamientos a elevar consultas a numerosas administraciones y presentar una veintena de informes. Desde enero, el Ayuntamiento ha recibido ya el informe de la Dirección General de Aviación, de la Dirección General de Carreteras, dependiente del Ministerio de Fomento, y luz verde al plan de Movilidad. Ya solo queda solventar el de inundabilidad.


Leave a Reply

css.php