Preparación de vino rosado

El vino rosado es otra de las variedades más populares, pues no es tan intenso como los tintos y tienen un toque que los hace diferentes del vino blanco.  Aunque el proceso de preparación es similar al del vino blanco, vamos a repasar brevemente los pasos que se distinguen entre estos dos tipos de vino, desde que se cosecha la uva hasta que se sirve un delicioso vino rosado listo para consumir.

En primer lugar se realiza la separación de mostos. Para la creación de vino rosado se utilizan solo un par determinado, los mostos yemas y los mostos primeras. Esto es lo que le otorga ese color rosado tan característico al vino.

A continuación se lleva a cabo el proceso de estrujado y prensado. Llegados a este punto se trata de eliminar todos los escobajos y raspones que se encuentren en las uvas. Una vez hecho esto ya se puede estrujar bien el mosto para trasladarlo a un gran depósito en el que se almacena junto con el hollejo durante unas 15 horas aproximadamente. Lo que es importante en este paso es conseguir almacenar el mosto sin que la fermentación tenga lugar de esta manera lo hacen las mejores marcas rosadas. Cuando la mezcla ya adquiere el color deseado, se procede a la separación del mosto y la pasta sólida restante según explica viti vini cultura.

los mejores rosados

los mejores rosados

Finalmente, el paso de la fermentación sí que es bastante diferente. En el caso del vino rosado se realiza lo que se conoce como fermentación en virgen, es decir, sin la presencia ya de los hollejos. La temperatura juega un papel clave en este punto del proceso, pues es lo que le proporciona ese toque afrutado y fresco al vino.

Una vez el vino ha fermentado el tiempo suficiente, el resto de procesos a realidad es exactamente igual al del vino tinto o blanco. El secreto es saber cómo dejar que fermente y cómo prepararlo antes de que esté listo para consumir.

vino rosa

vino rosa



Leave a Reply